Lunes Santo 2003

La amenaza de lluvia dejó en sus templos a cuatro de las cinco hermandades. La Virgen de los Dolores, la única cofradía que se arriesgó, hizo estación de penitencia en solitario por las calles de la capital y se llevó todas las miradas.

0Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *