“Escuchando una marcha”

Escuchando una marcha de Semana Santa más concretamente Nuestro Padre Jesús, me traslado en el tiempo a la Iglesia de San Juan de los Reyes, donde empecé a dar mis primeros pasos como costalero de Nuestra Señora, me vienen a la memoria algunos nombres de costaleros de aquellos días: Robert, Cuñao, Andrés, Gilberto, Paco “e enano”, Pepe “José”, Kiki, Jordillo, El Chica, Valentín que no pudo salir hasta años mas tarde en los que se encontró costaleros de su misma altura y de los mas mayores y para mi guía en mi estar debajo de un paso Pegolote cariño y pasión a Maria madre, Carlos Atienza fuerza humana que nunca tenía peso, pues cuando yo iba andando clavado al suelo, y la banda empezaba a tocar Nuestro Padre Jesús, decía esta es la nuestra, vamos a darle caña.
Pues bien desde aquí quisiera que aquel espíritu de sacrificio que llevo a ese grupo de jóvenes y algunos eran casi niños, a empezar aquel reto y que este año he vuelto a ver en los jóvenes que han entrado nuevos al Cuerpo de Costaleros, es el que Nuestra Madre creo que quisiera para toda la Cofradía, este espíritu que hace, que desde el recién nacido, hasta los mas mayores que hay en Nuestra Hermandad nos hace diferentes, pues estamos todos debajo de su Manto y este Manto nos exige que no sólo demos testimonio de fé el Lunes Santo, sino también todos los días de nuestra vida.
     El cofrade de “los Dolores” que es como se nos conoce por la gente de la calle, esta lleno de alegría, de amor a los demás, abnegación y entrega a la insignia del cristiano que no es otra que la Cruz, esta medalla que hace que, todos los que la llevamos en el corazón nos identifiquemos como hermanos. Hermanos en la fe en el en el Hijo y en su Madre, que es la que portamos por las calles de Granada, Nuestra Señora de los Dolores; esa imagen que cuando sale a las calles hace que las lagrimas aparezcan en los ojos de cuantos la contemplan, pues su dolor de pasión, y amor llega a todos y mas concretamente a nosotros que tanto la amamos.
     Bueno he empezado con mis recuerdos y termino como siempre con mi virgen, mejo dicho Nuestra Virgen.

          ¡Viva la Virgen de los Dolores! VIVA.

Jorge Manuel Rodríguez Rodríguez

0Shares

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.